Cómo afecta el tabaquismo a la potencia masculina: cigarrillos, hierba, narguile, vaporizador

Fumar y potencia son conceptos mutuamente excluyentes. El peligro particular de las sustancias tóxicas en el tabaco es que no actúan instantáneamente. Al acumularse en el cuerpo de un fumador con el tiempo, afectan de manera imperceptible pero inexorable la calidad de la vida sexual. Como resultado, la libido disminuye, la potencia empeora, las relaciones sexuales se acortan y el orgasmo pierde su nitidez.

La composición del tabaco y las consecuencias de fumar para el cuerpo de un hombre.

La impotencia por fumar ocurre con mucha más frecuencia que en el contexto de enfermedades. Es ingenuo creer que la nicotina por sí sola causa daño al poder masculino. El humo del tabaco contiene una gran cantidad de sustancias y compuestos que tienen el efecto más negativo sobre la potencia:

  1. El ingrediente principal es la nicotina. Es él quien provoca la adicción más fuerte, estimulando la síntesis de adrenalina y dopamina (la hormona del placer). Un hombre tiene un estado de anticipación de un buen evento, aparece energía, emoción agradable. Al mismo tiempo, la nicotina reduce el tono vascular, se produce un espasmo que interrumpe el flujo sanguíneo. Un problema con la circulación sanguínea conduce a un llenado insuficiente de los vasos del pene con sangre, una erección débil.
  2. El estado de los vasos sanguíneos se ve afectado negativamente por el plomo y el cadmio. Los metales pesados destruyen las paredes vasculares, las obstruyen con placas ateroscleróticas. Los vasos frágiles y "obstruidos" no se pueden llenar con sangre en el volumen requerido, por lo tanto, nuevamente una erección débil y lenta.
  3. La presencia de fenol provoca dificultad para respirar y una rápida disminución de la fuerza. Esto se debe a la potencia inestable, el sexo a corto plazo. En algunos casos, una erección no ocurre en absoluto.
  4. El gas metano venenoso que se libera al fumar provoca intoxicación (dolor de cabeza, náuseas, dolor en las articulaciones). Este estado se refleja directamente en la potencia. Es el metano el que provoca una erección de corta duración, cuando el pene pierde su dureza durante o antes del inicio de las relaciones sexuales.

Además, fumar ralentiza la producción de testosterona. Esto conduce a una disminución de la libido, un deterioro de la potencia, un debilitamiento de las sensaciones sensoriales durante la intimidad.

Se produce un efecto negativo sobre la potencia independientemente del tipo de tabaco. Los cigarrillos mentolados afectan la función eréctil de un hombre tan negativamente como los cigarrillos normales.

¿Fumar afecta la calidad del esperma?

El impacto negativo de fumar sobre la potencia en los hombres no solo se manifiesta en una erección débil, sino que también afecta la función reproductiva, lo que lleva a la infertilidad. Fumar reduce la producción de testosterona, lo que deteriora la calidad y reduce la cantidad de eyaculación (esperma). Esto se ve facilitado por el efecto directo de sustancias tóxicas en los testículos de un hombre.

La función eréctil débil, la actividad sexual reducida también afectan directamente la síntesis de la hormona masculina: cuanto menos sexo, menos testosterona se produce. Como resultado, un hombre que fuma produce menos eyaculación, es más acuosa y de consistencia líquida.

En el semen, hay una cantidad significativa de espermatozoides "perezosos" e inactivos. La presencia de células capaces de fertilizar es mínima.

Efectos a largo plazo del tabaquismo en los hombres

Sabiendo cómo los cigarrillos afectan la potencia, uno puede comprender fácilmente la conexión entre la impotencia, la infertilidad y el tabaquismo. Primero, un hombre que fuma empeora la erección, luego hay impotencia sexual e incapacidad para concebir un hijo. En el futuro, la condición se ve agravada por otros problemas:

  • Violaciones en el trabajo de los vasos sanguíneos y el corazón. Los vasos alterados no se llenan de sangre en el volumen requerido, e incluso cuando ocurre la excitación sexual, la potencia es muy inestable. En el futuro, las fallas en el trabajo de los sistemas cardíaco y vascular provocarán accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y trombosis.
  • Fumar afecta el funcionamiento del sistema respiratorio. Esto reduce el tiempo de las relaciones sexuales, ya que el fumador se ve acosado por la dificultad para respirar, la tos y la debilidad. Con el tiempo, se desarrolla bronquitis crónica, se desarrollan cánceres de tráquea, laringe y pulmones.
  • Fumar y buena potencia en los hombres son conceptos incompatibles. Las sustancias tóxicas presentes en el humo del tabaco destruyen los órganos del sistema excretor. Se altera la estructura y el funcionamiento de los riñones, la vejiga, los uréteres y la uretra. Al fumar, las enfermedades de los órganos pélvicos se vuelven crónicas.
  • Fumar no solo afecta la potencia masculina. Los venenos del tabaco y los compuestos volátiles inhiben la inmunidad general y local, activan el crecimiento de la próstata y contribuyen al desarrollo de enfermedades oncológicas del sistema genitourinario masculino.
  • Los problemas de erección, la imposibilidad de una vida sexual normal conducen a un estrés constante, trastornos del fondo psicoemocional. Esta es la principal causa de la impotencia psicológica.

Cómo la cachimba, la hierba y los cigarrillos electrónicos afectan el poder masculino

Cualquier tabaquismo afecta negativamente la salud de los hombres, principalmente interrumpiendo la vida sexual del sexo más fuerte.

Entonces, cuando se fuma una cachimba, el humo pasa a través del filtro en el eje del dispositivo, en el que se encuentra el líquido. Pero en lugar de limpiar, el humo se vuelve húmedo y "pesado", por lo que se asienta en los pulmones con más fuerza que cuando se fuma regularmente. Además, los productos de descomposición de la mezcla de tabaco no se enfrían ni siquiera en un líquido muy frío. Calientes, entran en el cuerpo del fumador en su totalidad.

Fumar hierba (marihuana, cáñamo) no es menos dañino. En este caso, la producción de hormonas disminuye rápidamente. Como resultado, una potencia débil, una disminución en la cantidad de eyaculación, violación y dolor durante la eyaculación. Tal tabaquismo causa impotencia mucho más rápido que el consumo de tabaco regular o mezcla para fumar narguile.

Antes de cambiar la adicción al tabaco por el tabaquismo electrónico (vape), es importante saber si un cigarrillo electrónico afecta la potencia. La principal ventaja de vapear es la ingesta de nicotina en una cantidad mínima. Además, el fumador no inhala los productos de la combustión.

Sin embargo, los líquidos de recarga de dispositivos electrónicos contienen:

  • los carcinógenos más fuertes (dietilenglicol, nitrosamina), cuyo volumen es varias veces mayor que el nivel de los cigarrillos comunes;
  • compuesto altamente tóxico - formaldehído.
cigarrillo electronico y su efecto en la potencia

Estas sustancias son responsables del daño evidente de los cigarrillos electrónicos. El uso regular de vape afecta negativamente la potencia, conduce a una intoxicación grave y al desarrollo de oncología.

El efecto de los cigarrillos en la potencia: estadísticas

La forma en que fumar afecta la potencia se muestra más vívidamente en las estadísticas:

  • Fumar (más de 1 paquete al día) provoca impotencia en el 80% de los hombres fumadores.
  • Al fumar más de 5 cigarrillos al día, la potencia disminuye inmediatamente en un 20 % en comparación con las capacidades sexuales reales de un hombre en particular.
  • Muchos fumadores experimentaron erecciones inestables (20% de los casos).
  • En el 30% de los hombres fumadores la relación sexual es más breve que en los indiferentes al tabaco.
  • El 15% de los fumadores experimentan un orgasmo menos intenso que los hombres que no fuman.
  • En el 5% de los hombres que fuman mucho, se observa dolor durante la eyaculación.

Dejar de fumar estrés y potencia

Cuando abandonas cualquier hábito, el cuerpo experimenta un estrés severo. Lo mismo ocurre con el tabaquismo. La nicotina deja de estimular la producción de dopamina y adrenalina, lo que aumenta la ansiedad y la irritabilidad. En cambio, hay debilidad, fatiga.

Después de que un hombre deja de fumar, se acompaña de somnolencia, letargo, el deseo sexual se reduce al mínimo. Por lo tanto, a menudo se pueden escuchar historias inquietantes de aquellos que dejaron de fumar que la potencia desapareció de inmediato. No hay necesidad de tener miedo de este estado, este es un fenómeno temporal.

En la primera semana de dejar de fumar, el cuerpo solo está tratando de recuperarse: se excretan venenos y compuestos químicos, el tono vascular se normaliza gradualmente y se estabiliza la producción de hormonas sexuales. Esto sucede gradualmente. El cuerpo de un fumador está muy debilitado, en las primeras una o dos semanas todas sus fuerzas están dirigidas a restaurar el trabajo de todos los sistemas y órganos, por lo que parece que la potencia se ha deteriorado significativamente o ha desaparecido por completo.

De hecho, las consecuencias para la potencia después de dejar de fumar son solo positivas. Tan pronto como la síntesis de la hormona sexual se estabilice, el trabajo de todos los sistemas y órganos se normaliza: la erección volverá por completo.

Términos de restauración de la potencia después de dejar de fumar.

Es importante para cualquier hombre si la potencia se restaura después de dejar de fumar. Sí, se garantiza que la función sexual mejorará después de que un hombre deje de fumar. Los primeros cambios se notan después de 2 semanas de dejar un mal hábito, pero una erección aún puede ser inestable.

macho con poca potencia debido al tabaquismo

En la primera semana, la potencia debilitada no se normaliza; durante este período, la producción natural de hormonas sexuales apenas comienza a estabilizarse, al igual que el estado del sistema vascular.

La potencia se restaurará completamente solo después de 1-2 meses. Después de este tiempo, un hombre que ha dejado la adicción estará satisfecho con una erección fuerte y estable, relaciones sexuales prolongadas y un orgasmo vívido. Se dispondrá de múltiples relaciones sexuales (hasta 5 veces por día), el tiempo de recuperación después de cada intimidad es de 30 a 120 minutos.

Mejora significativamente la calidad y cantidad de la eyaculación. En el estudio de los espermatozoides después de que un hombre deja de fumar, hay un aumento de los espermatozoides activos que pueden fertilizar un óvulo. Según las estadísticas, en las parejas que han estado tratando sin éxito de concebir un hijo durante muchos años, una mujer queda embarazada ya 2-3 meses después de que la pareja haya dejado de fumar.

Fumar afecta negativamente la potencia, destruyendo la salud de los hombres todos los días. Con el rechazo de la adicción, las perspectivas son las más positivas: la restauración de una erección, una relación sexual brillante y prolongada, la posibilidad de concepción.